Estrategia Digital de Chile versus la estrategia de mejora de sí mismo

estrategia digital, pryme, modernización del estado, segpres, barriga, andrés bustamante, ernesto evans

Una institucionalidad permanente y sustentable debe ser independiente de la tecnología de turno, en ese contexto, debemos dilucidar cuál debe ser el rol de la organización que será responsable de conducir la mejora permanente de un Estado. Acá unos lineamientos para un nuevo proyecto de reforma y modernización.

estrategia digital, pryme, modernización del estado, segpres, barriga, andrés bustamante, ernesto evans

(todo surge de una sugerente opinión de Alejandro Barros en su Blog: Estrategia Digital, fin de un ciclo)

imagen foto_portada.jpg

La conversación sobre estartegia digital es muy parecida a la conversación sobre qué deben estudiar los estudiantes de computación: lo práctico del momento o las bases teóricas que permitirán atender cualquier escenario práctico de futuro.

En ese sentido, lo primero que rescataría al analizar cómo la estrategia digital se inserta en el discurso de un Estado es que si la institucionalidad está bien definida debe ser independiente del momento tecnológico que la determina, en otras palabras, en los tiempos previos a la era digital esta organización también debió existir pero asociada a los modernismos de ese tiempo.

La función esencial que se mantiene a través del tiempo es la necesidad de que una organización se mejore a sí misma de manera permanente. Evidentemente la aparición de lo digital de la mano de la Internet y la Web nos plantea un escenario en que lo que se hace y debe hacerse, se puede hacer de una manera distinta. Es decir, no varía la función pero si la forma de implementarla.

En el caso del PRYME en los '90 (Proyecto de Reforma y Modernización del Estado ) me parece que se apuntó de manera integrada entendiendo que la tecnología es un agente habilitante pero no lo central. La Estrategia Digital se centró en los aspectos de información, conectividad y abordó la modernidad como el arte de implementar sistemas informáticos.

Esto que pasa en el Estado es aún mas nuevo en el mundo de la Empresa, en que hasta antes de la llegada de la Internet nunca se vieron forzados a mejorarse a sí mismos ni necesitaban incorporar la innovación como algo permanente. Tenían el sarten por el mango. Hoy en día, la cosa se ha institucionalizado y la palabra del momento es PMO (Project Management Office), pero como todo es muy incipiente falta mucho para que las PMO alcancen la madurez de ser la parte de la organización que mejora a la organización en función de la retroalimentación que le brinda la operación cotidiana.

Cuando nazca una nueva tecnología que refunde lo digital no deberíamos necesitar crear una institucionalidad nueva, solo debería pasar que la institucionalidad que adopta estas innovaciones sea capaz de aplicarla a los procesos regulares del Estado.

El proyecto impulsado al alero del gobierno actual retoma algunos principios del Pryme e intenta ver la mejora del Estado como algo institucional. Creo que ha sido un acierto sacar a esta unidad del Ministerio de Economía para reinstitucionalizarla en el Miniterio Secretaría General de la Presidencia. Sin prejuicio, han revitalizado los logros de los gobiernos anteriores reimpulsando la antigua metáfora de la ventanilla única de atención ciudadana con una implementación de Trámite Fácil, ChileClic luego y ahora bajo el nombre de ChileAtiende, en que lo digital impregna el trabajo presencial haciendo que las oficinas territoriales de algunos servicios como las Inspecciones del Trabajo o el INP se entiendan como oficinas de aceso para todo el aparato público.

Si entendemos la tarea de mejorarse a sí mismo como una acción permanente de las organizaciones. es probable que por simple iteración constructiva sobre los cimientos anteriores lleguemos a buen puerto. Si nos alejamos de los discursos llenos de pirotecnia, refundacionales y grandilocuentes e inyectamos inteligencia en la toma decisiones de modernización pensando en un país que se autofaculta para evolucionar en el tiempo, estaremos preparados para descubrir el país potencial que se esconde detrás del país observado.

Ese país de futuro, que no solo piensa en automatizar la antigua lógica de funcionamiento sino que sienta los cimientos para volver realidad el ideario fundacional de la democracia y que supera la implementación de la democracia a través de representantes. Aqul en que el ciudadano no es un mero cliente del aparato estatal, sino el protagonista que usa ese escenario institucional para construir junto a otros una sociedad mejor.

estrategia digital, pryme, modernización del estado, segpres, barriga, andrés bustamante, ernesto evans
Subir